Una colaboración de larga tradición


En Kellogg llevamos una larga trayectoria invirtiendo en la comunidad; haciendo donaciones de dinero, alimentos y aportando tiempo de nuestros empleados. Desde el 2013 hasta final de 2016 hemos donado 1.700 millones de raciones de alimentos a nivel global. Además, hemos entregado dinero en efectivo, horas de voluntariado de nuestros empleados y otras colaboraciones a través de campañas comerciales. Nuestro fundador, W.K. Kellogg, fue un gran emprendedor, así como uno de los grandes filántropos del siglo XX, que donó prácticamente toda su riqueza. (Más información en la sección sobre la Fundación WK Kellogg). Más de un siglo después, su legado se mantiene vivo a través de Breakfasts for Better Days™, nuestra iniciativa global para proporcionar alimentos a las personas necesitadas.

Ayudando a los que más
lo necesitan en todo el mundo

Breakfasts for Better Days™ se centra en las comunidades en las que operamos y tiene como objetivo crear 3.000 millones de días mejores para personas alrededor de todo el mundo hasta 2025. Conseguiremos nuestro objetivo de la siguiente manera:

  1. Donando alimentos a personas necesitadas, incluyendo 2.500 millones de raciones de alimentos a través de colaboraciones con bancos de alimentos en los cinco continentes;

  2. Expandiendo nuestro programa de desayunos para que 2 millones de niños en todo el mundo puedan empezar el día mejor;

  3. Apoyando a 500.000 agricultores, sus familias y sus comunidades con prácticas de Climate Smart Agriculture para aumentar el rendimiento, mejorar la resiliencia climática y reducir los desechos y pérdidas tras las cosechas;

  4. Comprometiéndonos para que nuestros empleados realicen en total 45.000 días de voluntariado en los bancos de alimentos de su ciudad, en cultivos comunitarios o en programas de desayunos en colegios

  5. Haciendo partícipes a 300 millones de personas para que se unan a Kellogg en sus esfuerzos en la lucha contra el hambre, a través de promociones comerciales, participación online y a través de redes sociales.

Breakfasts for Better Days™ está proporcionando alimentos a personas en más de 35 países de todo el mundo, incluyendo países de América, Asia, Oceanía, Norte de África, Oriente Medio y Europa (incluido España).

Breakfasts for Better Days™ en Europa

Desde que se lanzó la iniciativa Breakfasts for Better Days™ en Kellogg Europa, Medio Oriente y África (EMEA) en 2013 hasta 2016, hemos donado más de 175 millones de raciones de alimentos en más de 20 países. Durante los próximos nueve años esperamos donar más de 250 millones de raciones de alimentos gracias a colaboraciones con bancos de alimentos y que 140.000 niños reciban un desayuno a través de nuestros programas de desayuno.

Lo haremos a través de distintos pilares:

Programas de desayuno en
colegios y comunidades

En 1998 Kellogg desarrolló su primer “Club de Desayuno Escolar” en el Reino Unido. En Kellogg Europa, Medio Oriente y África (EMEA) los programas de desayuno de Kellogg para niños y jóvenes necesitados se han creado y mantenido en España, Reino Unido, Irlanda, Italia, Francia, Alemania, Suecia, Bélgica, Dinamarca, Egipto, Siria y Rusia. Estos programas ofrecen un desayuno completo, saludable y equilibrado a niños que por su situación socioeconómica no siempre tienen la oportunidad de desayunar en casa.

“Todos a Desayunar, La primera asignatura del día”

En España el 28.8% de los niños menores de 16 años viven por debajo del umbral de riesgo de pobreza.* Por ello, la iniciativa social del Breakfast Club, que ya existía en otros países, se puso en marcha en 2011 en España bajo el nombre “Todos a Desayunar”. Está integrada dentro de la plataforma global Breakfasts for Better Days™ y tiene como objetivo ofrecer un desayuno completo, compuesto por lácteos, cereales y fruta, a niños de 3 a 12 años que por su situación socioeconómica van al colegio sin desayunar.

A lo largo de la semana se va variando el menú para ofrecer a los niños diferentes tipos de alimentos, texturas y sabores. Los menús han sido evaluados por la Fundación Española de Pediatría. En el curso escolar 2016/17, gracias a la coordinación con Cooperación Internacional ONG, Kellogg ha alcanzado su objetivo de dar de desayunar a más de 1.000 niños cada mañana en España, formando parte del programa 15 colegios repartidos por 8 ciudades españolas: Madrid, Sevilla, Almería, Granada, Málaga, Valencia, Valladolid y Orense.

El programa es gratuito para los beneficiarios y está financiado con fondos de Kellogg’s Corporate Fund (KCF). Además, gracias a la colaboración del programa municipal del Ayuntamiento de Madrid “Voluntarios por Madrid”, Cooperación Internacional ONG, padres de alumnos inscritos en el programa, profesores, etc. 145 voluntarios acompañan a los niños en los comedores escolares durante el desayuno en los colegios.

Nos sentimos orgullosos de apoyar programas de desayuno "Todos a desayunar" en colegios durante los últimos años y hemos visto el impacto positivo que pueden llegar a tener.

*Instituto Nacional de Estadística, Encuesta de Condiciones de Vida (ECV), Mayo 2016

¿Por qué es tan importante el desayuno
para los niños en edad escolar?

Ir a la escuela sin desayunar puede afectar al comportamiento y la concentración de los niños durante las clases, haciendo que sea más difícil para ellos alcanzar su pleno potencial*. También tiene como consecuencia que los profesores dedican más tiempo a paliar los efectos del hambre y menos tiempo enseñando a los niños**.


Numerosos estudios han revelado que los programas de desayuno en los colegios también pueden reducir el riesgo de inseguridad alimentaria, mejorar la ingesta de nutrientes y proteger contra la obesidad***.

En España, la Fundación Española de Pediatría ha realizado un estudio científico**** para evaluar los resultados de programa de desayunos en colegios “Todos a Desayunar” promovido por Kellogg y encontraron que no solo mejora la atención, concentración y memoria de los niños que desayunan frente a los que no lo hace; también se demostró que se reduce el estrés producido por el hambre, lo que ayuda a socializar y mejora el comportamiento, facilitando el aprendizaje.

* Estudio realizado por la agencia Opinion Matters a un total de 2500 profesores europeos de primaria y secundaria de los países Irlanda, Bélgica, Alemania, Italia, y España. Julio 2014.

**

***

**** F Rodríguez-Santos. Impacto de un programa de desayuno en el funcionamiento físico, psicológico y social de niños provenientes de poblaciones desfavorecidas en centros escolares. 2013.

Donaciones a Bancos de Alimentos

El objetivo principal de Kellogg es convertir cada kilo de cereal que compramos en alimentos para comercializar. Sin embargo, hay ocasiones en las que producimos alimentos que no llegamos a vender; por ejemplo, cuanto están cercanos a la fecha de consumo preferente.

Kellogg pretende donar la mayor cantidad de estos alimentos a los Bancos de Alimentos, para ser distribuidos entre las personas que más lo necesitan a través de distintas entidades benéficas. Desde 2013 hemos donado alimentos a Bancos de Alimentos y entidades benéficas de redistribución de alimentos en más de 20 países europeos (incluido España).

Donaciones a Bancos
de Alimentos en España

Kellogg colabora de forma continuada con Bancos de Alimentos en España. Desde el lanzamiento de la iniciativa Breakfasts for Better Days™ en el año 2013 hasta finales de 2016, Kellogg España ha donado más de 23 millones de raciones de cereales de desayuno y snacks para ser redistribuidos gracias a los Bancos de Alimentos entre las personas necesitadas a través de instituciones caritativas y de ayuda social oficialmente reconocidas. Además, tenemos un acuerdo de colaboración con la Federación Española de Bancos de Alimentos -FESBAL- a través del cual se han realizado donaciones económicas extraordinarias para colaborar en los gastos de distribución.

También, como parte de esta colaboración, los empleados de Kellogg participan periódicamente como voluntarios en los Bancos de Alimentos de varias ciudades españolas.

Campañas Solidarias

Además de nuestras donaciones de alimentos y dinero en efectivo, Kellogg también pone en marcha campañas promocionales donde los consumidores pueden colaborar para ofrecer desayunos a las personas necesitadas.

Por ejemplo, en 2014, Kellogg puso en marcha en Europa la campaña Breakfasts for Better Days™ con la que se donaba una ración de cereales de desayunos por cada paquete vendido. Gracias la venta de 56 millones de paquetes de cereales en 16 países de Europa, produjimos y donamos 56 millones de raciones de cereales a Bancos de Alimentos y otras entidades que proporcionan alimentos a niños y familias necesitadas.

La campaña "Todos a desayunar"
de Kellogg en España

Como parte de la campaña solidaria europea de Breakfasts for Better Days™ en 2014, Kellogg se comprometió a producir y donar una ración de Corn Flakes de Kellogg’s® por cada paquete vendido durante el último trimestre de 2014.

Con esta campaña se alcanzó la cifra de 3,5 millones de raciones que fueron distribuidos entre 55 Bancos de Alimentos de toda España.

La compañía de lácteos Calidad Pascual se unió a la iniciativa aportando 3,5 millones de raciones de leche para que las familias tuvieran un desayuno completo. La empresa de logística Azkar también colaboró en la iniciativa, ayudando a distribuir los cereales de desayunos en 19 camiones completos.

Colaboración de los empleados de
Kellogg en Breakfasts for Better Days™.

En Kellogg estamos encantados de que nuestros empleados participen en Breakfasts for Better Days™, por lo que les animamos a colaborar en los Bancos de Alimentos y en otros proyectos comunitarios a través del voluntariado corporativo. Por ejemplo, en Europa, con motivo del Día Mundial de la Alimentación que se celebra anualmente el 16 de octubre, se organizan actividades de voluntariado, donaciones de alimentos y recaudaciones de fondos en las cuales colaboran los empleados de Kellogg.

El Programa de Voluntariado Corporativo de Kellogg España agrupa una serie de actividades a lo largo del año y todas ellas encaminadas a la lucha contra el hambre.

Los empleados pueden participar dentro de su horario laboral (hasta 16 horas anuales) en acciones de voluntariado en Bancos de Alimentos, comedores sociales o en los comedores escolares donde Kellogg ofrece desayunos dentro del programa "Todos a Desayunar".

Además, Kellogg colabora regularmente en campañas solidarias promovidas por sus clientes de la distribución.

La Fundación W. K. Kellogg (WKKF)

La Fundación W.K. Kellogg (WKKF), creada en 1930 como una fundación privada independiente por el inventor de los cereales de desayuno W.K. Kellogg, es una de las mayores fundaciones filantrópicas en los EE.UU.

Como entidad legalmente independiente, WKKF recibe sus ingresos principalmente de la WK Kellogg Foundation Trust, que es el mayor propietario de las acciones de Kellogg Company.