El programa OriginsTM de Kellogg da un nuevo
impulso al cultivo sostenible del arroz en España

- El rendimiento medio en los campos que participan en el programa OriginsTM  en el Delta del Ebro ha sido un 19% mayor respecto a la media de la región.
- Se pone en marcha un estudio para medir y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEIs) generadas por los campos de arroz.

Madrid, abril de 2016. – Con la llegada de la primavera los agricultores del arroz del Delta del Ebro preparan el terreno para la nueva cosecha. En este momento están arando, nivelando las parcelas y abonándolas para aportarle los nutrientes principales.

Durante décadas Kellogg ha utilizado arroz producido en España como materia prima para la elaboración de cereales de desayuno, entre otros Choco Krispies y Special K, que se elaboran en la planta de Kellogg situada en Valls (Tarragona), desde donde se exportan a más de 20 países. Es por ello que en 2012 Kellogg puso en marcha en España el programa OriginsTM, que ahora se ha extendido a otros países y cultivos, convirtiéndose en una iniciativa global.

El programa OriginsTM de Kellogg tiene el objetivo de optimizar los recursos, mejorar la rentabilidad y reducir el impacto medioambiental de los cultivos de arroz, ayudando a los agricultores a utilizar las mejores prácticas agrarias en sus arrozales, compaginando sus intereses con los de su entorno.

El desafío para los agricultores de la región del Delta del Ebro es que la productividad por hectárea puede ser a veces hasta un 30% inferior a la de otras regiones de cultivo de arroz más soleadas del país. La salinidad de los suelos, enfermedades de las plantas y plagas invasoras pueden ser serias amenazas. Además, los campos de arroz del Delta se encuentran cerca del parque natural, declarado Reserva Mundial de la Biosfera por la Unesco, por lo que los agricultores deben tener aún más cuidado para proteger el hábitat natural de la zona.

El eje central del programa OriginsTM de Kellogg es la identificación y puesta en marcha, con la colaboración con el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) de Cataluña, de las 10 Mejores Prácticas (MP) en el cultivo del arroz. Entre las MP destacan el análisis de suelo, recomendaciones de fertilización, de siembra, de manejo del agua y métodos de identificación y control de malas hierbas, plagas y enfermedades.

Los campos de arroz del Delta del Ebro participantes en el programa Origins™ de Kellogg han experimentado en la cosecha de 2015, en su tercer año de aplicación, un incremento del rendimiento medio de un 19% con respecto al rendimiento medio de la zona. Este ha sido también el primer año de incorporación al programa de la zona arrocera de Valencia y las parcelas participantes ya han notado un incremento del rendimiento medio de un 9%.

Para Kellogg una agricultura sostenible a largo plazo es imprescindible para la continuidad del negocio. Los riesgos del impacto del cambio climático sobre el suministro de productos agrícolas, incluyendo la cantidad, la calidad, el costo y la volatilidad/disponibilidad, son el principal impulsor del compromiso de la compañía.

A raíz de trabajar con los agricultores en las mejores prácticas de cultivo sostenible, se ha identificado que las emisiones de gases de efecto invernadero (GEIs) que emite el propio campo de arroz son un problema que no se estaba abordando en el Delta del Ebro. Al estar totalmente inundados, los arrozales experimentan una serie de fermentaciones que producen metano, un gas de efecto invernadero. Por ello se ha puesto en marcha, con la colaboración de Ebro Foods, un estudio específico sobre las emisiones de GEIs. El objetivo de este proyecto es en primer lugar medir; para luego poder establecer y calibrar un modelo predictivo fiable que permita predecir el nivel de emisiones, así como el impacto de varias estrategias de mitigación. Ya se está trabajando en 15 campos de agricultores que forman parte del programa en colaboración con el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias de Cataluña (IRTA) y la Universidad de Manchester.

Excelente aceptación por parte de los agricultores

El mejor indicador para evaluar los resultados es, además de los mayores rendimientos, la aceptación de los propios arroceros con la implantación de las MP en los campos de arroz. En 2013, año en que se inició el programa, se aplicaron en 4 parcelas vitrina con una superficie de 8 ha. En 2014 la superficie cultivada siguiendo las MP se multiplicó por 10. En 2015 han participado 54 agricultores entre el Delta del Ebro y Valencia, con una superficie de cultivo que supera las 4.000 ha.

Un 20% de la superficie del Delta del Ebro participa ya en programa OriginsTM de Kellogg siendo una plataforma muy importante de transferencia del conocimiento desarrollado en los centros de I+D+i y dirigido al sector productivo. Además es un modelo innovador que ha conseguido crear una importante sinergia uniendo los intereses de una empresa de alimentación multinacional con los del arrocero local, creando valor a lo largo de la cadena alimentaria.

Acerca de Kellogg‘s® - En Kellogg Company (NYSE: K), nos esforzamos para ofrecer alimentos que la las personas adoren. Esto incluye nuestras queridas marcas Special K®, Pringles®, All Bran®, Choco Krispies®, Rice Krispies® y Corn Flakes de Kellogg's®,  entre otras, que nutren a las familias para que puedan crecer y prosperar.

Con unas ventas globales en 2015 de 13.500 millones dólares y más de 1.600 alimentos, Kellogg es la compañía líder mundial en producción de cereales de desayuno, la segunda en producción de galletas y snacks y una de las principales productoras de alimentos congelados en Norteamérica.

A través de nuestra iniciativa global para la lucha contra el hambre, Breakfasts for Better Days™, hemos donando más de 1.400 millones de raciones de cereales y snacks a niños y familias necesitadas en todo el mundo.

Para saber más sobre Kellogg visita las webs corporativas www.kelloggcompany.comwww.kellogg.es o síguenos en Twitter @KelloggCompany, YouTube y Social K.

< VOLVER