“Somos un equipo de personas dedicadas a hacer un mundo más sano a través de productos de calidad".
— W.K. Kellogg

Y como símbolo del compromiso original de nuestro fundador, todos los productos Kellogg's® llevan su firma representada en el logo.

Comprometidos desde nuestros orígenes

Hace más de cien años, W.K. Kellogg descubrió el potencial que podía ofrecer un simple grano. Gracias a la calidad de los copos de maíz tostados, nacieron los cereales de desayuno.

Motivado por el anhelo de ayudar a la gente a mejorar su salud, Kellogg aprovechó cada oportunidad para mejorar las vidas de las personas.

Por este motivo, la compañía Kellogg fue la primera en la industria de alimentación en contratar a una experta en alimentación, Mary Barber, que impartía cursos de nutrición a familias. Además, Kellogg fue la primera empresa en imprimir mensajes nutricionales e información del producto en las cajas de cereales para que pudiésemos tomar decisiones más conscientes acerca de lo que comemos. Asimismo, Kellogg fue una compañía pionera en enriquecer los cereales para que pudiésemos disfrutar de manera más nutritiva del comienzo de nuestras mañanas.

Lo mejor en cada bocado

Hoy en día, la base de nuestros cereales sigue estando compuesta de trigo, maíz, avena o arroz. Posteriormente, añadimos ingredientes de calidad para aumentar el sabor y el potencial de los granos. Y así, finalmente, compartimos contigo los cereales Kellogg's que conoces y en los que depositas tu confianza y que adoras.

Dado que cada grano aporta sabor y nutrientes, podemos crear cereales que se adapten mejor a tus necesidades. Hemos elaborado una amplia selección de ricos cereales teniéndote en cuenta a ti y a tu familia para que podáis afrontar el día con una sonrisa.

Esta es nuestra pasión y nuestro compromiso.