Agricultura

Kellogg's "Origins" un programa global para la agricultura sostenible

sostenibilidad

Nuestros compromisos incluyen nutrir a las personas y a nuestro planeta a través del apoyo a un millón de agricultores -especialmente a mujeres- conservando los recursos naturales a lo largo de la cadena de valor, desde el abastecimiento responsable de ingredientes y la reducción del desperdicio de alimentos, hasta la utilización de envases reciclables, reutilizables o compostables.

En qué consiste el programa de agricultura sostenible de Kellogg’s

El Programa Origins de Kellogg es el programa global de agricultura sostenible de Kellogg´s Company a través del cual la compañía cumple con sus compromisos de abastecimiento responsable y conservación de los recursos naturales.

Esta iniciativa comenzó en España en el año 2013 y se ha extendido a nivel mundial. Actualmente existen más de 40 Programas Origins activos en todo el mundo. Estos programas han sido creados para ayudar a los agricultores a implementar prácticas de agricultura sostenible y, así, facilitar a Kellogg el aprovisionamiento responsable de los ingredientes que forman parte de sus alimentos. Estas iniciativas se crean en colaboración con proveedores, agricultores, científicos y ONG para mejorar la sostenibilidad desde la perspectiva social, medioambiental y económica, favoreciendo los medios de vida de los agricultores, reduciendo el impacto medioambiental y aumentando la productividad de los cultivos.

BIODIVERSIDAD:

Desde hace décadas, Kellogg utiliza arroz producido en España como materia prima para la elaboración de cereales de desayuno para, entre otras marcas, Choco Krispies, Rice Krispies o Special K, que se elaboran en la planta de Kellogg situada en Valls (Tarragona), desde la que se exportan nuestros cereales a más de 20 países. Gran parte del arroz utilizado para elaborar estos alimentos de Kellogg procede del Delta del Ebro, una región de gran riqueza natural dedicada principalmente al cultivo de arroz situada a menos de 100 km de Valls.

El Programa Origins se desarrolla en el Delta del Ebro gracias a la colaboración del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (IRTA), el Parc Natural del Delta de l’Ebre y SEO/BirdLife; que ayudan a los agricultores a adoptar prácticas agrícolas más sostenibles, eficientes y positivas, tanto para ellos como para los hábitats naturales donde viven y trabajan.

Actualmente, 68 agricultores participan activamente en el programa, aplicando las 10 Mejores Prácticas Origins en sus cultivos. Más de la mitad de ellos son arroceros menores de 40 años, lo que favorece el relevo generacional en esta disciplina. Además, con la participación de 9 mujeres, se promueve su empoderamiento activo en la agricultura.

El Programa Origins se desarrolla en el Delta del Ebro gracias a la colaboración del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (IRTA), el Parc Natural del Delta de l’Ebre y SEO/BirdLife; que ayudan a los agricultores a adoptar prácticas agrícolas más sostenibles, eficientes y positivas, tanto para ellos como para los hábitats naturales donde viven y trabajan.

Actualmente, 68 agricultores participan activamente en el programa, aplicando las 10 Mejores Prácticas Origins en sus cultivos. Más de la mitad de ellos son arroceros menores de 40 años, lo que favorece el relevo generacional en esta disciplina. Además, con la participación de 9 mujeres, se promueve su empoderamiento activo en la agricultura.

En el aspecto medioambiental, se utilizan técnicas respetuosas con el entorno, como el control de plagas con enemigos naturales, la optimización de fitosanitarios o el fomento de la biodiversidad. También se implementan técnicas de optimización del uso del agua y de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

En aquellas parcelas participantes en Origins, durante los últimos años se ha incrementado el beneficio económico en casi 285€ por hectárea cultivada de promedio y la producción en una media de casi un 15% con respecto al rendimiento medio de la zona.